Síguenos en:

Posición de la cabeza en natación: ¿Mirando al frente o hacia abajo?

La natación es uno de los deportes más completos puesto que ejercita prácticamente todas las partes de nuestro cuerpo de una manera muy eficiente. Esa es una de las razones para escoger la natación como parte del entrenamiento de muchos deportistas. Pero es este requerimiento físico lo que conlleva a muchas lesiones musculares, quizá por un mal movimiento al buscar arañar esos segundos que te pueden dar la victoria. Si hablamos de la técnica, existe una incógnita muy frecuente entre los nadadores, ¿Cuándo nado debo hacerlo con la cabeza mirando hacia el frente o hacia abajo? Si quieres descubrir cuál es la técnica correcta que usan los nadadores profesionales , quédate y descúbrelo a continuación.

La posición de la cabeza en natación es fundamental

Para definir qué la posición de la cabeza más recomendable, necesitamos evaluar detenidamente estas dos técnicas, ¿estás listo?

Técnica con la cabeza mirando hacia abajo

Es bastante común que, tanto en entrenamientos como competiciones, veas a nadadores utilizar esta forma de nadar. Esta técnica mantiene una perfecta alineación entre la columna y la cabeza, para tener un mejor índice de penetración acuática. Por otro lado, al utilizar menos músculos, permite una sencilla flotabilidad y te permite ir más rápido debido a una menor resistencia. El único inconveniente es la poca visibilidad durante el nado, siendo un problema para competiciones en aguas abiertas.

Técnica con la cabeza mirando hacia el frente

Dada a la hidrodinámica del cuerpo, esta técnica suele ser mucho mejor que la técnica de mirar hacia abajo, ya que la frente supone menos resistencia al agua y, por consiguiente, podemos aumentar nuestra velocidad de nado. El problema general de nadar con la cabeza mirando hacia el frente, está en la hipertensión cervical, causando gran tensión en las zonas cercanas y bajando el ángulo de la cadera y piernas.

La cabeza debe ir en posición neutral

Es de suma importancia al nadar, que la posición de la cabeza sea neutral. La posición de nado con la cabeza hacia el frente suele colocar más obstáculos. Recordemos que la naturalidad de las posiciones corporales, son traducidas como comodidad para nadar, esto nos dice que nadar con la cabeza hacia abajo otorga más ventaja que la técnica de la mirada al frente, ya que no estaremos ejerciendo una tensión extra ni ejercitaremos los músculos del cuello. En la natación, la cabeza actúa como un timón, he allí la importancia de su ubicación correcta.

Beneficios al nadar con la cabeza en posición neutral

No más tortícolis

La tortícolis es una de las lesiones más comunes entre los nadadores. Las posiciones que generan otras técnicas de nado suelen acarrear esta lesión con relativa facilidad. Al utilizar la técnica de nado con la cabeza neutral, no tensionaremos los músculos inadecuadamente, evitando así está molesta dolencia.

Respirar con mayor facilidad

No es ningún secreto que la respiración es uno de los atributos de un buen nadador para conseguir mejores marcas. Por este motivo, la mayoría de los nadadores aprenden a mejorar su respiración para lograr conseguir mejores tiempos. Cuando utilizamos la técnica de nado correcta, podemos aumentar nuestra resistencia al poder inhalar mucha más cantidad de oxígeno.

¿Sabes ya qué técnica aplicar? Queda probado que ubicar la cabeza de forma neutral cuando queremos nadar, supone muchas más ventajas que cualquier otra técnica. No esperes más y ve a practicar tu nueva posición.

Fuente

natacioncs.com