Síguenos en:

Molestias que puede causar la natación y soluciones

Si eres de los que lleva practicando natación toda la vida, estarás más que familiarizado con muchas de las molestias que este deporte puede causar en nuestro cuerpo. Los nadadores estamos expuestos a los daños que causa el cloro en nuestro pelo y en nuestra piel. También tendemos a tener problemas de otitis debido al agua. En este post de hoy vamos a comentar los daños que el oído sufre por el agua y cómo nos afecta el cloro a el pelo y a la piel.

Otitis externa:

A pesar de que nadar es un deporte perfecto para mejorar nuestra salud y nos proporciona multitud de beneficios tanto físicos como mentales, puede que a causa del agua tengamos problemas en nuestros oídos. Los oídos son un órgano muy dado a inflamarse por culpa del agua. Muchos de los nadadores tienen tendencia tener este tipo de inflamación por ello muchas veces a esta dolencia se la denomina “el oído del nadador”.  La causa de esta inflamación es estar en contacto con el agua de una manera habitual. El agua, normalmente con cloro, se queda en la cavidad del oído y hace que la cera se deshaga, es por esto que las bacterias que la cera contienen se diseminan y hacen que la piel se quede seca y escamosa, lo que se denomina: dermatitis seborreica.

Los síntomas de esta dolencia son los siguientes:

  • Agua o líquido amarillento que segrega la oreja.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos situados en el cuello.
  • Hinchazón o dolor en el canal auditivo.
  • Picor en el interior del oído.
  • Oír pitidos sonando dentro del oído.

Por supuesto para poder diagnosticar esta dolencia lo que debes hacer es acudir a un médico o especialista que te dará el diagnóstico concreto y seguir sus consejos para tratarlo.

Esta inflamación no debe causar graves problemas de salud y generalmente suele curarse en unos cuantos días. Si tienes este problema y deseas practicar natación recuerda:

  •    No te mojes la oreja, intenta que no te entre agua.
  •    No utilices tapones, algodones o auriculares, esto puede empeorar el dolor.

Dermatitis Eccematosa:

La dermatitis eccematosa es una afección que puede causar el cloro al entrar en contacto con nuestra piel. La exposición prolongada al agua de la piscina que está tratada con cloro puede provocarnos estos problemas en la piel cuyos síntomas son la sequedad y la irritación entre otros. Hay muchos trucos que podemos utilizar para tratar y evitar la dermatitis. Si bien es verdad que hay personas que por su tipo de piel son más propensas a sufrirla que otras, estos consejos vienen bien a todo el mundo.

  • Hidratarse bien, esto hace a la piel más fuerte y menos susceptible a los efectos del cloro. Se recomienda beber agua cada 15 min en un entrenamiento. Si tus entrenamientos son de larga duración puedes complementarlos con una bebida energética rica en sales minerales y electrolitos.
  •  Enjuagarse después de salir de la piscina es fundamental para eliminar los restos de cloro adheridos a nuestra piel.
  • Para evitar que tus bañadores te irriten la piel enjuágalos con agua fría después de entrenar para quitar todos los químicos del agua de la piscina. De esta forma alargarás también la vida de tus trajes de baño.

Estos consejos los puedes aplicar cuando termines los entrenamientos, pero hay una serie de trucos que puedes poner en práctica antes de comenzar a nadar y que te servirán para prevenir los problemas de piel causados por el cloro y otros agentes químicos que contiene el agua de la piscina:

  •  Dúchate antes de entrar. Es un consejo que siempre nos dan pero que nunca nos explican el por qué debemos hacerlo (y quizá es por eso que la mayoría rehusamos de hacer caso). Pues bien, la explicación es que al ducharnos con agua  antes de entrar en contacto con el cloro protege nuestra piel y hace que absorba menos compuestos químicos por la epidermis.

  •  El aceite de coco es un buen protector, si lo utilizamos antes de entrar a la piscina nos ayudará a proteger nuestra piel contra las bacterias y los virus que se encuentran en el agua. Es un aceite natural que también podrá protegernos del sol mientras estamos en el agua.

  • Utilizar un compuesto de Vitamina C para neutralizar los efectos del cloro sobre el pelo y la piel. La receta sería la siguiente: Mezcla una cucharada de Vitamina C en polvo con 35 cl de agua, puedes utilizar un spray o un dosificador para aplicarlo más fácilmente. Échatelo una vez que hayas terminado el entrenamiento y te hayas aclarado con agua bien fría, La Vitamina C ayuda a eliminar todo el cloro de tu piel gracias a su estructura química.

Cabello reseco:

Es bien sabido, incluso entre las personas no aficionadas a la natación, que el cloro causa daños en el cabello a muy corto plazo de tiempo. Basta con que nos vayamos unas semanas de vacaciones a un sitio con piscina, que cuando volvemos tenemos el cabello reseco y dañado. Para evitar esto te damos dos consejos para antes de entrar a la piscina:

  •  Utilizar gorro de baño es la medida más útil para prevenir que el cloro dañe tu cabello. Un truco que podemos utilizar es aplicar aceite de oliva en las puntas antes de colocarnos el gorro de baño.
  • Mojar tu cabello con agua fría antes de entrar a nadar también evitará que el cloro se adhiera. Esto no evita que el cabello se dañe pero sí que el daño sea mucho menor.

Cuando el daño del cloro en nuestro pelo ya es evidente es hora de ponerle remedio. En el mercado hay multitud de mascarillas que nos pueden ayudar a resolver este problema pero si prefieres una opción más económica, te dejamos por aquí una serie de mascarillas caseras que podrás hacer tú mismo con los ingredientes que tienes en casa y que ayudarán muchísimo a restaurar el cabello dañado por el cloro en los entrenamientos y chapuzones de este verano en la piscina:

Mascarilla de huevo: Aplicar esta mascarilla justo después de haberte aclarado el pelo al salir de la piscina evitará que se te abran las puntas y reducirá la sequedad.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • Media cucharada de Vitamina E

Mezcla estos ingredientes y aplícatelo por todo el cabello. Para que su efecto sea mayor deja actuar la mascarilla durante 20 min y luego enjuágate.

Mascarilla de aguacate: El aguacate contiene antioxidantes y proteínas que son buenas para nuestro pelo ya que lo nutren y le proporcionan más fuerza. Además de esto el aguacate tiene ácidos grasos que hacen que nuestro pelo recupere su suavidad y su brillo, perdidos por la sequedad que causa el cloro.

Ingredientes:

  • 1 aguacate mediano
  • 4 cucharadas o 100 gramos de miel de abejas

La aplicación es igual que la de la mascarilla de huevo. Mezcla bien estos ingredientes y aplícala sobre el cabello dejando actuar 20 minutos, luego retírala con abundante agua.

Solución de aspirinas: Esta solución es un remedio para las personas que tienen el cabello rubio y que con el cloro tiende a ponerse verdoso. Para eliminar el color verde de nuestro cabello y además reparar los daños debemos utilizar:

Ingredientes:

  • 5 aspirinas
  • 1 litro de agua mineral

Para prepararla, trituramos las aspirinas y mezclamos muy bien con el litro de agua hasta que estas se hayan diluido completamente.  Cuando terminemos de lavarnos el cabello como de costumbre, nos aclararemos el pelo con esta agua en el último aclarado.

Fuente: natacioncs.com

Menú Principal