Síguenos en:

Los 4 errores que te impiden avanzar en natación

¿Has notado últimamente que tus técnicas de nado no funcionan para progresar? ¿No percibes avances a la hora de prácticar este deporte acuático? Lo que necesitas hacer es rastrear el obstáculo que te impide mejorar.

Hoy vamos a contarte cuáles son los cuatro errores principales que te impiden avanzar en natación, con el objetivo de que puedas solucionarlos, progresar y disfrutar plenamente de tu evolución en esta disciplina deportiva. ¡Vamos allá!

1. Nadar con los codos bajos

Este defecto dificulta que mejores tu técnica de nado a crol, provocando además consecuencias fatales para tu salud. En primer lugar, el músculo de la propulsión si practicas la natación de esta manera, no es el adecuado, que debería ser el dorsal ancho. Por otra parte, nadando con los codos bajos la superficie de apoyo que presiona el agua aumenta, dificultando tu técnica y posibilidades de nado. La solución es la remada de agarre o de tirón con tubo, sintiendo la presión en tu mano e intentando que los codos estén lo más altos posible durante el tiempo de nado.

2. La respiración retrasada

Es otro de los errores más comunes a la hora de practicar la natación. Este fallo es responsable de que la entrada de tus manos cuando se sumergen en el agua sea de tipo cruzado, lo que a su vez hace que el cuerpo haga un movimiento en forma de S, ofreciendo mayor resistencia y causando más cansancio. ¿Cuál es la solución idónea? Nadar respirando desde que el pulgar toca el muslo hasta que la mano llega al punto más alto. Si utilizas aletas para nadar, te resultará más sencillo concentrarte en el momento en el que debes respirar.

3. Nadar con las piernas hundidas

Esto provoca un aumento de la resistencia puesto que el agua choca contra tus piernas y pies. Las soluciones para este error es llevar las piernas en posición hidrodinámica utilizando aletas y tubo cuando nades a crol, procurando presionar con el pecho hacia el fondo del agua. Otra técnica muy útil para corregir este defecto se trata de ejercer un nado suave y continuo sacando los talones del agua.

4. Cruzar los brazos bajo el agua

Es otro de los errores de natación más recurrentes. Si la trayectoria de tus manos por debajo del agua del mar o la piscina va cruzada hacia su lado contrario de la cadera, puedes tener oportunidad de realizar menos fuerza por cada brazada, ya que el músculo principal que participa en la natación es el pectoral y no el dorsal ancho. Para corregirlo, puedes nadar con un brazo, manteniendo el brazo contrario abajo. Si usas tubo, nada con un brazo cada largo, asegurándote al mirar que no estás cruzando la línea media de tu cuerpo.

Este es el listado de errores más frecuentes para los nadadores amateurs. Corrigiéndolos mediante las opciones señaladas, observarás que mejoras en tus tiempos, progresas con más rapidez y pules las diferentes técnicas de nado utilizadas. ¿Ya lo has probado?

Fuente: natacioncs.com