Síguenos en:

Estableciendo objetivos

No se le puede poner límite a algo, cuanto más sueñes más lejos llegarás.

Michael Phelps

La importancia de establecer metas en el mundo de la natación, con realismo y lógica, hará que tus entrenamientos te lleven a la victoria.

Un nadador que fracasa no lo hace por el hecho de no haber alcanzado las metas que se ha propuesto, sino por no haber sabido establecerlas adecuadamente.

Los nadadores con objetivos claros y metas predeterminadas y previsualizadas, tienden a saber hacia dónde van o hacia dónde quieren ir. Busca objetivos definidos y traza el camino para llegar a ellos.

La mente es un instrumento grandioso que habitualmente no valoramos lo suficiente. Ésta tiene un poder extraordinario para ayudarnos a alcanzar las metas que visualizamos, y si logramos hacer un buen uso de ella será una compañera perfecta para ir de nuestra mano en el camino a nuestros logros.

Estableciendo metas adecuadas

Todos los nadadores quieren sobresalir, pero la voluntad que pongan para sobresalir no les llevará a donde quieren llegar sin la preparación para sobresalir.

Esta fase, la preparación, es donde muchos nadadores fallan. La mayoría de ellos están dispuestos a pasar horas y horas entrenando, pero previamente no han pasado horas y horas planificando y estableciendo objetivos a corto y largo plazo.

La planificación es esencial, ya que es el primer paso para lograr visualizarnos donde queremos estar, es decir, para lograr un OBJETIVO.

El objetivo sin un plan previo, es solo un deseo. Conocer el “cómo” y entender el “por qué” influirá en que conseguir nuestros objetivos sea o no una práctica en la realidad.

Las metas que nos tracemos deben ser lo más objetivas posibles. Ten en cuenta tu rendimiento y el tiempo que inviertes en mejorar cada técnica, y sobre todo sé realista en cuanto a tus habilidades deportivas y competitivas.

Invertir tu tiempo en establecer al mínimo dos objetivos principales cada temporada, te ayudará a racionalizar tu enfoque, y planificar correctamente tus entrenamientos.

Los más fácil y visual, es escribir éstos objetivos en papel, y colocarlos en un lugar visible para ti. Guarda una copia de ellos en tu bolso de entrenamiento, esto será un recordatorio frecuente de tus deseos competitivos, y podrás ver en el futuro cómo y por qué planeaste alcanzarlos.

Te recomendamos también enumerar punto por punto cómo poder alcanzar éstos objetivos. Insistimos en ser realista en ellos, ya que no serlo puede llevarte a perder confianza en ti mismo y en tus capacidades, con la consecuente frustración y bloqueo del correcto desarrollo de tus habilidades.

Simplemente tienes que asegurarte de saber, paso por paso, cómo puedes alcanzar esos objetivos en tus entrenamientos diarios, ser consciente de tus aptitudes y las actuaciones que debes seguir para lograrlos.

Recomendaciones

  • Escribe tus objetivos de entrenamiento con el “cómo” poder llegar a ellos
  • Ponte fechas concretas para alcanzarlos, así te asegurarás de no demorarte en ellos
  • Ten en cuenta el “por qué” estás esforzándote en cada entrenamiento
  • Es muy importante que te motives por ti mismo, que alcanzar tus metas sea un objetivo PARA TI y nadie más
  • Mantente inspirado, este punto es clave para que psicológicamente puedas afrontar cada reto con la mejor de las actitudes
  • Establece un objetivo final, puede que sea el mismo al final de cada temporada, pero no olvides que no pararás hasta conseguirlo. Esto ayudará a que mires al futuro con más perspectiva y optimismo

Entrena para LOGRAR, visualiza para CONSEGUIR, nada para GANAR.

Fuente: natacioncs.com