Síguenos en:

Ejercicios con TRX ideales para Nadadores

El uso del TRX se está extendiendo cada vez más, como complemento a cualquier deporte. Pero, ¿qué es el TRX?
El TRX (o entrenamiento en suspensión) viene de las palabras Total-body Resistance Exercise (Ejercicio de Resistencia Total del cuerpo).

En este tipo de entrenamiento, usamos el peso del propio cuerpo para hacer una gran variedad de ejercicios. Permite desarrollar la fuerza, la flexibilidad, el equilibro y la estabilidad del core al mismo tiempo.

Una gran ventaja de este, es el poco material que se necesita para poder realizarlo ya que sólo se utiliza un sistema de cuerdas anclado a un punto fijo por encima de la cabeza y que resista nuestro peso.

Y es que esta variedad, surgió cuando los marines norteamericanos empezaron a coger las cintas de los paracaídas, atándolas a un punto elevado y agarrándose al otro extremo de la cinta, usando su propio cuerpo para moverse. Surgió debido a la falta de espacio y material para entrenar.

El TRX es fácilmente transportable a cualquier sitio. También es frecuente combinar su uso con el uso de bandas elásticas, la fitball o el bosu, para así potenciar los resultados del entrenamiento.

Ya conocemos lo que es el TRX y los objetivos que persigue, pero ¿cómo trabaja el cuerpo?

La intención es desplazar el centro de gravedad de nuestro cuerpo para activar la musculatura de la sección media del cuerpo durante cada ejercicio. Entonces, al realizar los ejercicios, dicha sección media del cuerpo trabajará para equilibrarlo y estabilizarlo de manera funcional.

El uso del TRX es un gran complemento para añadir a deportes de carácter aeróbico como running, ciclismo o natación, ya que aumenta la fuerza metabólica y la tonificación muscular, quema calorías y además mejora los factores de riesgo cardiometabólicos reduciendo la probabilidad de que éste ocurra.

Empezando a hablar ya del entrenamiento con TRX, consideramos que es tan beneficioso para la natación porque digamos que con el TRX se entrenan movimientos al igual que ocurre en la natación. Los ejercicios que podemos realizar con el TRX orientados a mejorar a la hora de nadar serían:

1. Batida de Piernas

Este movimiento es característico en la natación. Para realizar la batida de piernas, nos colocaríamos en el suelo boca abajo. Las palmas de la mano estarían sobre el suelo y los brazos extendidos.

El tronco queda recto y los pies se colocarían en el agarre del TRX. Una vez colocados, empezaríamos a subir una pierna y otra alternando ambas (simulando así la patada de crowl).

Es importante controlar la respiración y no doblar el tronco para evitar lesiones.

2. Remo con TRX

Se realiza colocándose de pie frente al TRX con los pies separados y manteniéndolos paralelos. Una vez colocados, agarramos con las manos las empuñaduras del TRX y nos echamos hacia atrás extendiendo los brazos y manteniendo el tronco recto. Esa sería la posición inicial.

El ejercicio consiste en flexionar los codos tirando del cuerpo hacia arriba (esta sería la parte del ejercicio en la que hay que inspirar). Lo ideal sería aguantar levemente en la parte de arriba y luego extender los brazos para volver a la posición inicial. Cuando bajamos deberíamos de expirar.

Con este ejercicio se trabajan dorsales y pectorales, por lo tanto, al realizarlo notaremos un gran cambio en la brazada mejorando la fuerza y resistencia a la hora de nadar.

3. Pectorales con TRX

La posición inicial para realizar este ejercicio sería teniendo el cuerpo recto totalmente y ligeramente inclinado hacia delante mientras tenemos los brazos extendidos hacia delante y estamos agarrándonos de las empuñaduras del TRX para poder mantener el equilibrio.

Una vez bien colocados, debemos de abrir los brazos hacia afuera, llevando el tronco hacia abajo mientras inspiramos. Una vez los brazos están bien extendidos hacia los laterales y el tronco recto pero más cercano al suelo, nos mantenemos en esa posición un segundo para luego cerrar los brazos y volviendo a la posición inicial mientras expiramos.

Este ejercicio puede ser muy beneficioso para aquellos nadadores cuyo estilo sea mariposa o braza. Aumenta bastante la masa muscular de pectoral, deltoides y trapecio principalmente.

4. Rotación de Tronco

La posición inicial para realizar este ejercicio, sería con brazos juntos y extendidos, el cuerpo recto y ligeramente inclinado hacia atrás. Una vez bien posicionados, moveríamos los brazos primero hacia un lado, volveríamos a la posición inicial y luego hacia el otro lado lentamente.

Al llevar los brazos hacia un lateral, nos llevamos el cuerpo hacia delante rotando a la misma vez el tronco mientras inspiramos. Los pies no se mueven del sitio, si hacemos el ejercicio correctamente.

La expiración se realiza al volver a la posición de inicio.

Este ejercicio es bastante beneficioso para hacer bien el movimiento de cadera a la hora de nadar.
Estos serían los ejercicios que podemos hacer con el TRX que son más beneficiosos para la natación. Pero sin duda, el entrenamiento en suspensión, ofrece muchas más posibilidades y ejercicios para realizar.

Fuente: natacioncs.com