Síguenos en:

Consejos para nadar más rápido

Vamos a detallar unos consejos prácticos para aumentar el rendimiento en natación y optimizar, de esta manera, tus tiempos y tus metas.

Cuando comenzamos con una nueva actividad deportiva es beneficioso que prestemos la máxima atención para realizar unos ejercicios correctos lo que nos proporcionara, con el paso del tiempo, que la técnica que estamos realizando sea la correcta y notemos una positiva evolución.

Concretamente, en la natación, los movimientos cuanto más precisos sean mayores resultados obtendremos en nuestras marcas consiguiendo, poco a poco, disminuir nuestros tiempo.

En este artículo vamos a dar unas directrices de como rendir más en nuestros entrenamientos para ganar no solo segundos sino minutos en nuestras competiciones.

En ocasiones estamos confundidos pensado que la técnica buena y adecuada va unida a la fuerza y a la resistencia pero, esta idea es errónea ya que para poder aguantar óptimamente en el medio acuático es importante tener habilidad en nuestros movimientos y, en general, en la sincronización del cuerpo.

Realizando unos ejercicios de brazos y piernas idóneos junto con una buena sincronización nos permitirá que obtengamos mejores resultados en nuestras competiciones y en nuestros entrenamientos.  Habilidad es una de las características más importantes en este deporte.

En concreto, en el braceo del estilo libre, es importante mejorar el balance corporal para disminuir nuestra resistencia.  Para ello, mantener una posición horizontal lo más firmemente posible favorece para que no tengamos que aumentar nuestra fuerza lo que conlleva a la vez a disminuir el rendimiento y no nos permite mejorar los tiempos.

Conseguir firmeza corporal nos permitirá mayor concentración en la competición para    aumentar nuestros beneficios en el agua.

La tranquilidad y estabilidad son dos factores imprescindibles en la natación; sin ellos, podemos caer en monotonía y que nos acabemos cansando o desilusionando de este deporte.

Cuanto más estirado tengamos el cuerpo, mas “manejaremos” el agua a nuestro antojo.

¿Esto qué significa?

Si conseguimos ese balance corporal óptimo del que hablábamos anteriormente y este estiramiento conseguimos que el agua se agite menos y, por consiguiente, produzca menos resistencia al nadar haciendo que no realicemos sobre esfuerzos.

Si pensamos en sentido contrario, si contraemos nuestro cuerpo en el agua nos cuesta realizar cualquier movimiento porque el agua está más en movimiento, más “rebelde” de manejar por lo que tendremos que actuar con mayor fuerza muscular.

¿Cómo debemos realizar el pateo para conseguir el balance del que hablamos?

Para poder conseguir ese balance necesario y rentabilizar nuestros entrenamientos y competiciones en el agua, el pataleo debe ser el correcto ya que si no perdemos ese balance del que hablamos.

Realizar con las piernas el ejercicio correcto significa mantener la postura del cuerpo en la posición ideal. Las piernas deben de moverse a la altura de nuestro cuerpo, movimientos pequeños y cortos y que no sobrepasen la línea del agua.

Esto nos permitirá, por un lado, mayor resistencia y controlar el movimiento del agua sin tener que realizar los sobre esfuerzos producidos por la desestabilización acuática.

Aumentar la propulsión al nadar es algo que se consigue casi al 100% realizando unos movimientos correctos de los brazos.

Recuerda que, la mayor parte de la velocidad que obtengamos es gracias a nuestras brazadas, solo un 10%, aproximadamente, es producido por las piernas.

El ciclo correcto, por este mismo orden, sería: brazada-respiración-patada-extensión

¿Cómo deben realizarse estas brazadas?

Los expertos o grandes nadadores definen la brazada correcta como aquella que trata de anclar la mano en el agua para así propulsar su cuerpo. Es decir, es el cuerpo el que va hacia delante.

Para ello es importante mantener los hombros alto al recoger el movimiento, una vez los brazos entran en contacto con el agua, mantenerlos lo más estirados posible hacia delante.

Todo el conjunto de la brazada debe estar bien equilibrado.

Fuente: natacioncs.com