Síguenos en:

Cómo colocarse correctamente las gafas de natación

¿Quieres saber cómo hacer un correcto uso de tus gafas de natación? En este artículo te enseñaremos algunos trucos para ajustar a la perfección las gafas a tu fisionomía.

Las gafas de natación son una parte importante en tus entrenamientos diarios. Hay cientos de tipos de gafas y lo más importante es saber cuál es la que mejor se ajusta a tus necesidades.

Nacieron para mantener tus ojos alejados del agua, impidiendo que pierdas visibilidad y evitando que éstos estén en contacto con los productos químicos que poseen las piscinas o el picor del agua salada.

Aparte de eso, focalizan tu atención en los entrenamientos, permitiendo que tu concentración aumente y facilitándote la llegada a la meta.

Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir unas gafas

Elegir el tipo de gafa adecuada a tu cara es lo más importante. No a todos nos sientan bien las mismas gafas y cada uno tiene necesidades y prioridades en el agua.

La forma de tu nariz será uno de los pilares importantes a la hora de elegir una gafa, ya que los distintos puentes que éstas pueden ofrecerte harán que se adapten mejor o peor.

El tamaño y forma de tus ojos. Hay lentes oculares de distintos tamaños, y elegir la apropiada para tu tipo de cara es muy importante. Si estás mirando gafas y quieres comprobar que se adapta a tu cara, sólo tienes que pegar las lentes a ella sin colocar las correas de sujeción, y si se quedan durante unos segundos en su sitio, son las correctas.

Si tus entrenamientos son en piscina cubierta o al aire libre. Elegir unas gafas Mirror o no, es clave para poder ver con total nitidez debajo del agua y evitar que el sol te dañe.

Los distintos tipos de correas. Elegir unas gafas que tengan una sola correa, correa doble o una que da la vuelta entera también debe tenerse en cuenta. No todas se ajustan igual y el sellado en tu rostro debe ser hermético para evitar el contacto con el agua.

Si tienes en cuenta todas estas especificaciones, ¡ya estás [email protected] para probarlas en el agua!

Cómo colocarlas correctamente

A continuación te enseñaremos unos sencillos trucos que te facilitarán la colocación de tus gafas:

  1. Abre los ojos todo lo que puedas
  2. Introduce las lentes en las cuencas y adáptalas al contorno de tus ojos
  3. Pasa la correa por detrás de tu cabeza y ajústala. Debe de quedar a la altura de la coronilla para evitar filtraciones

Tan importante como ponerlas, es saber quitarlas. Sólo tienes que seguir éstos pasos:

  1. Mete los pulgares por debajo de la correa de ajuste a ambos lados
  2. Desliza los dedos hacia atrás y levanta la correa pasándola de atrás a delante sin rozar el gorro
  3. No tires de las gafas hacia delante, simplemente deja que se desajusten solas ya que pueden rebotar en los ojos dañándolos

Fuente: natacioncs.com