Síguenos en:

Beneficios de la natación en invierno

Se nos va el verano un año mas. Con la aparición de las primeras tormentas de septiembre nos apetece cada vez menos entrenar al aire libre y comienza la búsqueda de alternativas para el otoño y, sobretodo, para el invierno.

¿Por qué deberías practicar natación todo el año?

La natación no es una práctica que todo el mundo contempla cuando llega el invierno. Las lluvias o las frías temperaturas hacen que muchos deportistas aprovechan esta época para hacer bici, correr o ir al gimnasio. Pero si lo piensas ¿dónde vas a estar mejor que en una piscina cubierta? Además de estar protegido del frío del invierno, la natación en esta época te ayudará a liberar el estrés diario, mantenerte en forma, mejorar la técnica y todo sin tener que acudir al running como alternativa para practicar ejercicio aeróbico. Así que ya sabes, enfúndate tu bañador de entrenamiento, coge tu toalla y vete a la piscina climatizada mas cercana.

¿Cuales son sus beneficios?

Liberar el estrés del día a día

Nadar en la época mas fría del año es una actividad muy relajante. El sumergirnos en una piscina climatizada, protegidos del frio exterior y nadando a un ritmo lento nos aportará un efecto relajante, ideal para liberarse del estrés producido en el trabajo. Por si aún no lo sabías, al nadar conseguimos liberar sustancias que hayamos producido en exceso durante el día como el cortisol o la adrenalina, relacionadas con el estrés.

Practicando estilos básicos como crol, mariposa o espalda ayudas a liberar nudos de tensión en zonas musculares claves como las espalda, el cuello o los hombros. Además, la natación puede ayudarte en el tratamiento de síntomas de ansiedad y depresión generando endorfinas y otras hormonas que nos producen sensaciones placenteras y de bienestar.

Alternativas al running para practicar ejercicio aeróbico

La formas más habitual de practicar ejercicio aeróbico por muchos deportistas es el running. En invierno puede ser más complicado enfundarte las zapatillas debido al mal tiempo. Si vives en Canarias podrás practicar running a menudo, pero si vives en el norte de España, las temperaturas son más bajas, las lluvias más comunes y las horas de luz disminuyen día a día. Y claro, las ganas de salir a darle a la zapatillas no son las mismas.

La alternativa perfecta para continuar nuestro entrenamiento de resistencia es la natación. Además, si las articulaciones hablaran, te lo agradecerían.

Mantener la línea o perder peso

En la natación participan una gran cantidad de músculos, por lo que seguro nos va a ayudar a mantenernos en forma e incluso perder esos kilos que has conseguido después de las vacaciones. La natación en invierno es una actividad ideal para tonificar músculos y ganar masa muscular a la vez que quemas grasas. Algo importante si pensamos en la flaccidez que suele quedar tras la pérdida de peso.

Mejorar la técnica en la brazada

Las piscinas climatizadas en invierno suelen estar menos concurridas. Esta época puede ser una buena opción para centrarnos en mejorar la técnica al nadar puesto que no vamos a encontrar gente que nos pueda molestar. De este modo podrás concentrarte en las cuatro partes principales de la brazada como son: la posición del cuerpo, la entrada del brazo en el agua, la recuperación del brazo sobre el agua y el movimiento de los pies.

Fuente: natacioncs.com

Menú Principal