Síguenos en:

4 lesiones comunes de natación : Prevención y Tratamiento

Aunque la natación no es un deporte muy lesivo, su práctica a nivel profesional puede generar ciertas lesiones.

La mala mecánica de los movimientos y el sobreentrenamiento tienden a ser las causas principales de las lesiones más comunes en la natación.

El articulo de hoy es simplemente orientativo, donde hablaremos de las 4 lesiones más comunes entre los nadadores, como prevenirlas y “como suelen tratarse” de forma general, siempre y cuando sean lesiones leves y puntuales.

En caso de una lesión siempre se debe a acudir a un fisioterapeuta experto para que valore el tipo de lesión y nos recomiende el tratamiento oportuno.

Por supuesto, si la lesión es debida por una mala postura o mala ejecución de los movimientos, deberemos de hablar con nuestro entrenador para depurar la técnica, realizar ejercicios correctivos y así evitar futuras lesiones.

Lesiones del manguito rotador

Los problemas del manguito rotador abundan cuando se trata de nadadores.

Las lesiones en el hombro son las lesiones más comunes entre los nadadores. Es una lesión repetitiva por lo general debido a una mala mecánica de los golpes.

Las lesiones del manguito rotador se caracterizan por una inflamación y un dolor agudo en el hombro que empeora a medida que el brazo se extiende sobre el hombro a mitad de la carrera.

Tratamientos :

  • Colocar hielo en el hombro durante 10 minutos dos veces al día, especialmente después de la actividad.
  • Hacer unos días de entrenamiento de cardio en seco para permitir que los tendones inflamados se curen.

Prevención :

  • Evita entrenar con los músculos cansados.
  • Evitar aumentos repentinos en el volumen o la intensidad del entrenamiento.
  • Evita en tu rutina hacer tables de ejercicios que fuercen los músculos de los hombros;

Dolor de espalda baja

Las lesiones de la espalda baja, que a menudo se asocian con el estilo de mariposa, mantienen a muchos nadadores fuera del agua. Cuando los nadadores salen del agua y arquean la espalda, notan una fuerte presión sobre las vértebras lumbares. El dolor en la parte baja de la espalda puede perdurar varios días, provocando rigidez e hinchazón.

Tratamientos :

  • Descansa dos o tres días y limita la cantidad de entrenamiento que dedicas a la mariposa.
  • Calienta el área afectada para ayudar a relajar los músculos de la espalda baja.

Prevención :

  • Fortalece los músculos de la espalda para eliminar la presión de la columna vertebral completando los ejercicios de sentadillas y peso muerto.
  • Mantén tu espalda flexible estirándola después de cada entrenamiento

Rodilla del nadador

El dolor en la parte interna de la rodilla, es otro problema bastante común entre los nadadores, sobre todo en el estilo de pecho.

En el estilo de pecho, se realiza la patada de látigo, de manera que al girar internamente las caderas con una rodilla doblada y las caderas, se levantan los pies, lo que puede ser duro en la rodilla medial,

El dolor aumenta a medida que continúa haciendo la patada de látigo y, por lo general, la rodilla estará sensible y, a veces, inflamada después del ejercicio.

Tratamiento :

  • Cambia a otros movimientos que permitan curar los ligamentos mayores de la rodilla;
  • Coloca hielo en la rodilla media durante 10 minutos dos veces al día, especialmente después del ejercicio.

Prevención :

  • Asegúrate de calentar y enfriar antes y después de los entrenamientos
  • Mantén la variedad en los diferentes movimientos que practica para evitar el estrés repetitivo de los mismos tejidos blandos.
  • Evitar la rotación excesiva de las caderas en el entrenamiento.

Lesiones del cuello

La alta posición de la cabeza requerida durante la natación puede causar una gran cantidad de problemas para los nadadores recreativos y competitivos.

Ya sea que estés levantando tu cabeza fuera del agua o girándola de lado para respirar, estos movimientos repetitivos pueden provocar dolor crónico.

Tratamiento :

  • Tómate varios días fuera de la piscina y sustitúyela por un entrenamiento de cardio seco.
  • Estira el cuello y los hombros varias veces al día para aflojar la musculatura circundante.

Prevención :

  • Fortalece los músculos del cuello al completar la extensión del cuello y los ejercicios de giro del hombro.
  • Trabaja en tu rutina de ejercicios todos los giros de cabeza para evitar una extensión excesiva.

Fuente: natacioncs.com

Menú Principal