Síguenos en:

Trucos para mejorar la técnica al nadar

Mejorar la técnica al nadar conlleva tiempo y paciencia. La natación tiene tantos aspectos técnicos que llegar a desarrollarlos a la perfección puede llegar a ser frustrante.

Si trabajas duro intentando mejorar tus marcas, tendrás que enfocarte en uno o dos trucos al mismo tiempo, y debes tener claro que estas merecen la pena tanto mental como físicamente.

A menos que seas un nadador de élite cuyo objetivo sea entrenarse para ofrecer lo mejor de si mismo en un campeonato, tu objetivo será mantener tu aprendizaje lo mas simple posible y enfocar tu tiempo y energía en los trucos que van a generar una mayor mejora en tu brazada.

Para hacerlo lo mas simple posible, vamos a dividir el movimiento de la brazada en 4 partes principales:

  • Posición del cuerpo
  • La entrada del brazo en el agua.
  • La recuperación del brazo sobre el agua.
  • El movimiento de los pies.

En la mayoría de los casos, notarás que las mejoras se notan mas en las dos primeras partes; la posición del cuerpo y la entrada del brazo en el agua. Estas dos partes son básicas para mejorar la técnica al nadar.

La posición del cuerpo reduce la resistencia al arrastre, mientras que la entrada del brazo en el agua nos hace coger impulso en la brazada.

Vamos a profundizar un poco mas en cada una de estas partes para que consigáis mejorar la técnica al nadar.

Mejorar la técnica al nadar en base a la posición del cuerpo

La forma más rápida y más fácil de moverse en el agua es en la posición mas aerodinámica posible todo el tiempo. Si tu cuerpo parece un plátano en cualquier tramo de la carrera, tu velocidad disminuirá considerablemente y tus resultados empeorarán. Esto se debe a que, al tener el cuerpo doblado, estas creando un arrastre que está frenando tu brazada.

La entrada del brazo en el agua: esencial para la propulsión

Esta es una parte donde todo el mundo (incluidos los nadadores y nadadoras olímpicas) puede lograr grandes mejoras. No importa el nivel en el que estés, trabajando la entrada del brazo en el agua conseguirás mejorar considerablemente.

La forma en la que el brazo entra en el agua es tu principal impulso. Conseguir los ángulos correctos de entrada, tanto de la mano como del brazo en el agua al realizar el impulso hacia atrás es la clave para conseguir una brazada lo mas eficiente posible.

La recuperación del brazo

Llevar tus brazos desde el agua hacia arriba para estar preparado para la siguiente brazada no es una técnica que vaya a mejorar o empeorar considerablemente tu técnica (a menos que lo hagas completamente mal).

El principal truco para realizar bien este paso es la relajación.  Asegúrate de que tanto tus manos, brazos y hombros están relajados en todo momento.

Mejorar la técnica al nadar entrenando el movimiento de los pies

A menos que quieras convertirte en una especie de pez, no es algo en lo que necesites ser perfecto. Aún así necesitaras ser capaz de mover los pies de manera eficiente para que puedas conseguir un mayor impulso. Aquí no hay truco ninguno, necesitarás un cierto trabajo de piernas para conseguir aumentar fuerza en tu musculatura.

Mejorar en esto conlleva mucho tiempo y trabajo físico.

Usar material de competición

Esto no es estrictamente necesario si nadas por diversión o por hobby, pero si que juega un papel importante cuando te dedicas al mundo de la competición. Los bañadores de competición están especialmente diseñados para competir, y con ellos se puede lograr mejorar marcas en base al uso de uno u otro.

Mejorar la técnica al nadar no tiene por que ser una tarea frustrante. Hazlo simple y enfoca tu tiempo y esfuerzo en los pasos con los que lograrás conseguir las mayores mejoras.

Crea buenos hábitos para tus brazadas y, sobre todo, sé constante.

Fuente: natacioncs.com

Menú Principal