Síguenos en:

Familiarización con el agua

7dcd671006ead283e04514d703d07056

Introducción:

La familiarización es el proceso de adaptación inicial en el medio acuático, en el que el alumno sentirá y experimentará sensaciones totalmente distintas a las que percibe en el medio terrestre, con el fin de tomar confianza en el agua.

El primer objetivo sería entrar en contacto con el agua e intentar, si este fuera el caso, eliminar la rigidez muscular, pasando por el correcto mecanismo de la respiración, hasta los desplazamientos básicos y giros posturales.

Este proceso puede durar pocos días o varias semanas, dependiendo de las características individuales de cada alumno, como por ejemplo la edad, el hecho de haber recibido previamente algún tipo de instrucción, el temor al agua o el miedo, etc. Por lo tanto, se deberán tener en cuenta todos estos aspectos, físicos y psicológicos, a la hora de familiarizarnos con el agua, además de proceder siempre de forma paulatina y progresiva.

En los siguientes puntos te damos algunos consejos importantes, tanto si eres alumno como profesor:

  • Deberás ser muy consciente que ante todo primará la seguridad.
  • No tengas prisa, ni pongas una fecha en tu aprendizaje.
  • No te compares con los alumnos más aventajados, las circunstancias de cada uno son distintas. Simplemente se optimista y constante.
  • Si asistes a una clase dirigida, consulta con tu profe todas las dudas, preocupaciones o temores que tengas (relacionados con la natación y el agua).
  • Disfruta del agua.

Los ejercicios aquí expuestos son ejemplos genéricos para realizar en piscina poco profunda y su dificultad variará dependiendo de las características personales citadas anteriormente, por lo que, por ejemplo, bajar la escalera puede ser muy complicado para una persona de 80 años y muy sencillo para una de 20.

Si eres instructor, monitor o profesor procura dar instrucciones fáciles de comprender, concisas y lo más cortas posibles. De nada te servirá un lenguaje técnico con adultos de avanzada edad o niños pequeños.
Una forma de que los alumnos asimilen un ejercicio es tratando éste como un juego, aunque no lo sea, y darle un nombre más o menos relacionado, por ejemplo, patalear pies en el borde (ejercicio 2A) podemos llamarle «la batidora»; mover los brazos alternativamente mientras caminamos (ejercicio 4A) lo llamaremos «el molinillo» y sentarnos en el fondo de la piscina (ejercicio 6) podría llamarse «al sofa».

Otro punto de apoyo para los profesores en búsqueda de una rápida asimilación de ejercicios por parte de los alumnos, es el lenguaje corporal y la escenificación de los movimientos, bien fuera del agua en un banco, silla o el suelo o bien dentro del agua.

Por último, decir que en el proceso de familiarización no se limita a los ejercicios aquí expuestos; se deben combinar con los de familiarización (II), respiración, flotación, propulsión, juegos, etc.

Patalear sentado en el borde. «La batidora»

la-batidora

Objetivo: Primer contacto con el agua, iniciación al correcto movimiento de piernas de crol.

Descripción del ejercicio:

  • Sentado en el borde de la piscina, con el culo lo más hacia el borde posible y las manos por detrás de nosotros apoyadas en el suelo. Realizar movimientos de pataleo en el agua con la punta del pie estirada y el tobillo relajado.

Variantes:

  • Variante 1: Este ejercicio podría realizarse tumbado boca abajo, sobre el vientre, con las piernas en el agua, el resto del cuerpo en el suelo y los brazos estirados al frente. Realizar movimientos alternativos, primero un pie luego el otro, dando patadas al agua con el empeine.
  • Variante 2: El ejercicio «A» puede realizarse con material auxiliar como aletas para realizar un correcto patrón de piernas. También se puede colocar manguitos en los tobillos, lo que obligará al alumno a hundir el pie dentro del agua doblando la rodilla y no llevándola al pecho.
bajar-escaleras

Bajar lentamente por la escalera

Objetivo: Primer contacto con el agua, evitando sensaciones no deseadas.

Descripción del ejercicio:

  • Se deberá bajar por la escalera de espalda, agarrado con las dos manos a los asideros de la escalera y bajando los escalones de uno a uno.

Observaciones: Aunque para algunos parezca obvio la descripción y realización del ejercicio, para otros no será tan facíl, especialmente para discapacitados y adultos de avanzada edad.

Desplazamientos elementales caminando

Objetivo: Experimentar primeras sensaciones: Acostumbrarse al agua, su movimiento, la resistencia que ofrece, etc.

desplazamiento-lateral

Descripción del ejercicio:

  • Caminaremos de lado, agarrados al borde con las dos manos, dando pasos lateralmente, primero una pierna luego la otra.
  • Caminaremos mirando al frente, agarrados sólo con una mano al borde. La otra mano estará dentro del agua, realizando «remadas» hacia los lados y hacia atrás para ayudarnos en el desplazamiento. El movimiento de este brazo es el de braza y no podrá salir fuera del agua.
  • Caminaremos mirando al frente, sin agarrarse al borde. Moveremos los dos brazos estirados alternativamente haciendo el «molinillo».

Observaciones: Estos tres ejercicios admite multitud de variantes, que podrán ser adaptadas dependiendo del nivel del alumno.

Por tratarse de ejercicios elementales de iniciación, no será necesario explicar ninguna fase teórica o principios de la mecánica de los movimientos, simplemente se hará entender al alumno que utilizará, por ejemplo, sus brazos como dos «remos» o «palas» para apoyarse en el agua, para avanzar o desplazarse.

Variantes:

  • Variante A1: Bajar por unas escalerillas, caminar dentro del agua hasta la próxima escalerilla, salir por ella y volver a la primera caminando fuera del agua, volver a bajar…
  • Variante A2: Agarrado en el borde con las dos manos, caminar de lado, acelerar el ritmo de la marcha, cambiar el sentido de esta, parar de repente.
  • Variante A3: Sin agarrarse al borde. Caminar lateralmente con los brazos estirados en cruz, agachado con las rodillas flexionadas y el agua al cuello.
  • Variante B1: Ejercicio «B» pero sin agarrarse al borde. Haremos círculos con los dos brazos de forma simultánea «cogiendo» el agua con los brazos estirados y «echarlo» hacia atrás. Siempre sin sacarlos fuera del agua.
  • Variante B2: Mismo ejercicio que «B1» pero agachado, con el agua al cuello.
  • Variante C1: Mismo ejercicio que el «C» pero marcha atrás, caminando de espalda y moviendo los brazos en sentido contrario.

Inmersión completa de la cabeza

inmersion-cabeza

Objetivo: Imnersión cabeza, apnea, acostumbrarse a tener la cara mojada, abrir los ojos.

Descripción del ejercicio:

  • Posición de partida.
  • Sin soltarse del borde coger aire por la boca y llenar los pulmones. Flexionar las rodillas para agacharse haciendo fuerza con los brazos para que el cuerpo no flote. Mantener el aire en los pulmones unos segundos.

Variantes:

  • Variante 1: Realizar el ejercicio sin agarrarse al borde.

Sentarse en el fondo de la piscina. «Al sofá»

Objetivo: Giros, equilibrios, agrupación de extremides, apnea/respiración, movimiento de brazos.

al-sofa

Descripción del ejercicio:

  • Posición de partida: Brazos extendidos y levantados hacia arriba.
  • Dejarse caer sentado al tiempo que levantamos los pies del suelo, doblando las rodillas hasta que toquemos el fondo con el culo. Se debe evitar tumbarse de espada. La posición es muy similar a cuando nos sentamos en el sofá.
  • Para ponerse de pie de nuevo, ponemos las plantas de pies en el suelo con las rodillas encogidas y haremos fuerza con los brazos hacia el suelo.

Observaciones: Para que el ejercicio salga correctamente se debe insistir que no se trata de «tumbarse en la cama» sino de «sentarse en el sofá» doblando las rodillas y levantando los pies hacia adelante.

Variantes:

  • Variante 1: Si el alumno tiene miedo a «despegar» los pies del suelo, el ejercicio se puede realizar entre dos compañeros: Agarrados de la mano un frente a otro. Uno se quedará de pie y otro intentará sentarse en el fondo. El que se queda de pie ayudará al compañero a poner de pie.
    Ahora ambos compañeros se alternarán: uno se sienta otro ayuda.
  • Variante 2: Por parejas, uno detrás del otro. El que está delante se sentará en el fondo y el que está detrás ayudara, tanto a que su compañero se siente, como a poner de pie. El que está en la espalda pondrá sus manos en los hombros del que se va a sentar, le empujará hacia abajo hasta que toque y para ponerle de pie le cogerá por las axilas.
  • Variante 3: Sentarse de culo en el fondo e intentar quedarse sentado unos segundos. Para que el cuerpo no emerja tendremos que hacer fuerza con los brazos, echando agua hacia arriba.

Pasar por entre las piernas del compañero. «El tunel»

Objetivo: Inmersión, horizontalidad, abrir los ojos, movimiento de brazos.

el-tunel

Descripción del ejercicio:

  • Por parejas: Uno de pie con las piernas abiertas. Otro se echara hacia adelante metiendo la cara en el agua, dejando que sus piernas y pies floten libremente. El compañero que esta de pie le cogera por los hombros y suavemente pero con firmeza, le hundirá hasta la altura de sus rodilla.
  • Posteriormente le empujara cogiéndole desde el culo, para que pase a través de sus piernas.

Observaciones: Si fuera necesario, para mayor confianza del que se sumerge, se colocará un tercer compañero por detrás del que abre las piernas con el fin de coger de las manos al que pasa y ayudarlo a salir.
Insistir en que para ver por donde se va a pasar, se deben abrir los ojos.
Este ejercicio se puede realizar pasando por aros que se hunden y quedan de pie.

Variantes:

  • Variante 1: Intentar realizar el ejercicio pero sin que el compañero que abre las piernas nos ayude.

Mantenerse sentado en el churro y desplazase. «El caballito»

el-caballito

Objetivo: Flotación, equilibrio, desplazamientos.

Material auxiliar de apoyo: Barra de flotación flexible (churro).

Descripción del ejercicio:

  • Introduce el «churro» entre tus piernas, procurando quedar en el centro de él. Adopta la posición de sentado lentamente mientras intentas mantener el equilibrio con tus manos y antebrazos.
    Una vez tengas el equilibrio controlado, intenta avanzar hacia adelante realizando brazadas simultáneas, como se hace en el estilo braza o «rana».

Variantes:

  • Variante 1: Realiza el mismo ejercicio pero avanzando «marcha atrás», realizando brazadas en sentido inverso, empujando el agua hacia adelante.
  • Variante 2: Experimenta con tus brazos para cambiar de dirección, hacer giros, etc.

Observaciones:

  • IMPORTANTE: Realiza este ejercicio en presencia de compañeros o de un responsable.
  • Levanta la rodillas para que, al agrupar el cuerpo, sea más fácil desplazarse por el agua.

Pequeños desplazamiento desde el borde. «El perrito»

el-perrito

Objetivo: Desplazamientos básicos. Alcanzar la horizontalidad. Propulsión de brazos.

Material auxiliar de apoyo: Barra de flotación flexible (churro)

Descripción del ejercicio:

  • Posición inicial: Coloca el «churro» en tu pecho y sujeto por los brazos. Agarrate al borde de la piscina e intenta mover los pies para que salpiquen en la superficie (esto se denomina «batir pies»).
  • Sin parar los pies para que no se hundan, date un pequeño impulso desde el borde para separarte de él. Esta separación puede ser la distancia que tu consideres. Cuanto más fuerte te empujes, más lejos del borde te irás.
  • Con movimientos de brazo alternativos intenta volver al borde. Para avanzar tienes que «remar» con tus manos y antebrazos, trayendo la mayor cantidad de agua hacia ti.

Observaciones:

  • Manten siempre la posición horizontal. Si dejas que los pies se «caigan», volver al borde te costará mucho más.

Fuente: i-natacion.com

Menú Principal